Comprar Colágeno + magnesio

Beneficios de Colágeno + Magnesio

– El colágeno es hidrolizado, facilita su digestión y es altamente biodisponible.

– Adaptado para atletas y deportistas ocasionales.

– El magnesio contribuye a reducir la fatiga.

– El magnesio contribuye al mantenimiento de una función muscular sana.

– El magnesio contribuye a una contracción muscular normal.

– El colágeno es un compuesto estructural de varios tejidos del cuerpo como el cartílago, la piel y los huesos.

Alta concentración de colágeno hidrolizado: 1000 mg por comprimido.

– Combinación de ingredientes recomendados para la prevención y recuperación.

Qué es el Colágeno hidrolizado y cuáles son sus beneficios?

El colágeno está presente en tejidos como los huesos o la piel, es la proteína la más importante del cuerpo y representa alrededor de un tercio de las proteínas de nuestro organismo. El colágeno juega un papel muy importante en la estructura del cuerpo, siendo el principal compuesto de los tejidos conjuntivos, de los huesos y de los cartílagos. Les proporciona resistencia, rigidez y elasticidad.

Además del cartílago, los tendones y ligamentos son tejidos blandos hechos de colágenos y elastina. Los ligamentos unen los huesos y los tendones unen los músculos a los huesos.

El colágeno hidrolizado, soluble en agua, está constituido generalmente de 92% de proteínas. El colágeno hidrolizado utilizado en Kinavita Colágeno + Magnesio es seguro, de origen natural y bio-activo. Es altamente biodisponible y muy digestible.

La práctica regular de deporte provoca tensiones y tracciones sobre las articulaciones, por otra parte  estimula la fabricación de nuevas fibras de colágeno para substituir las fibras usadas. Un aporte adicional de colágeno puede facilitar la rapidez de regeneración en caso de actividad intensiva u otros factores como la edad del deportista, su alimentación o su constitución.

Cuáles son los beneficios del magnesio para los deportistas?

A lo largo de la actividad física y en conse- cuencia del esfuerzo, el deportista puede perder magnesio a través de la orina o del sudor, provocando un déficit de este mineral.

Mantener una concentración adecuada permite al deportista tener una buena contracción muscular y un funcionamiento óptimo de los músculos, incluyendo el corazón.

Por otra parte, el magnesio permite reducir el cansancio, la debilidad muscular y así evitar el agotamiento.

El magnesio contribuye también a mantener unos huesos sanos, ya que una carencia puede provocar una disminución de la solidez y del volumen óseo.

El magnesio, siendo el co-factor de más de 300 enzimas implicadas en los procesos biosintéticos y el metabolismo energético, contribuye a un metabolismo energético normal.

Qué es el magnesio?

El magnesio es un mineral esencial para el ser humano. Debe ser ingerido ya que nuestro cuerpo no lo produce. De los 25 g de magnesio de un adulto, 50 a 60% se encuentran en nuestros huesos o dientes.

El magnesio es un elemento necesario e implicado en numerosas actividades bioquímicas tal como la síntesis de proteínas, la actividad muscular y nerviosa, la regulación arterial y la formación de los huesos.

Un descenso de la concentración de magnesio en nuestro cuerpo es asociado a síntomas como nauseas, debilidad muscular y cansancio.

Porqué tomar magnesio?

Tomando en cuenta nuestro ritmo de vida y nuestra alimentación moderna, la mayoría de nosotros podemos tener déficit de magnesio.

Efectivamente, la alimentación actual es demasiado rica en productos refinados y demasiado pobre en verduras y micronutrientes.

Un ritmo de vida intenso y estresante incrementa nuestras necesidades. En particular para los deportistas, el hecho de transpirar y una actividad física regular generan una necesidad más importante de magnesio con el fin de evitar una fatiga precoz, una tendencia a tener calambres y una disminución del rendimiento.

Según el estudio Su.Vi.Max, 7 franceses sobre 10 tienen un aporte inferior a la cantidad nutricional recomendada.

Porqué esta carencia?

  • Una alimentación demasiado pobre en magnesio.
  • Un consumo demasiado elevado de calorías vacías y un consumo insuficiente de alimentos altamente nutricionales.
  • Un ritmo de vida estresante llevándonos al agotamiento nervioso.
  • Práctica regular de una actividad deportiva que incrementa las pérdidas a través de la transpiración y la excreción urinaria.